Consejos iniciales a valorar antes de jugar al poker

Estrategias en el Poker

Anteriormente ya hemos señalado cuáles son los diferentes estilos de juego que puede adoptar un jugador de poker (ya sea novato o con experiencia) para tratar engañar a sus adversarios y salir victorioso. Revisemos estos estilos brevemente antes explicar cuál debería elegir:

- 'Tight': en este estilo precavido el jugador no suele arriesgar nada hasta que tiene alguna carta alta en su poder. Si esto no ocurre en la primera o segunda mano es muy probable que el jugador decida retirarse y no llegue hasta la última mano.

- 'Loose': este estilo de juego pertenece a un jugador que le gusta jugar al poker arriesgando sin importale las consecuencias. Suelen utilizar este estilo jugadores experimentados que saben que cada mano es una opción nueva para ganar la partida y además saben hasta donde pueden llegar con sus apuestas. Es un estilo que utiliza mucho el análisis de las cartas y de los jugadores.

- 'Agresivo': este estilo de juego en realidad no deja jugar al poker tranquilamente porque el jugador está constantemente realizando apuestas fuertes, tenga buenas o malas cartas, para tratar de despistar a sus contrincantes. Es bastante desesperante.

- 'Pasivo': en este estilo de juego el jugador parece que está jugando sólo para pasar el rato sin mostrar emociones hasta que… ¡da la sorpresa y saca todo su arsenal de cartas sorprendiendo a sus rivales!

Entonces, ¿qué estilo de juego debería usar al poker? La verdad que ninguno en particular ya que si siempre utiliza la misma estrategia sus contrincantes enseguida se darán cuentan y sabrán “leer su juego” sin ninguna dificultad. Lo ideal es ir cambiando según se vayan dando las circunstancias porque de lo contrario cualquier estilo demasiado rígido le hará predecible; y eso es algo que tiene que evitar a toda costa en el poker.

Los expertos suelen recomendar a los jugadores novatos que empiecen jugando con un estilo agresivo ya que así aprenderán lo importante que es saber llegar hasta la última mano. Aunque si se pasan de agresivos, seguro que enseguida van a acabar la noche sin fichas ya que tampoco se puede apostar constantemente.

También es muy importante que el jugador conozca el valor de su turno a la hora de apostar en la ronda de apuestas ya que el último jugador que debe realizar la apuesta siempre va a tener la ventaja de poder analizar las posibles cartas y estrategias de sus adversarios. Después de cada mano cada jugador cambia su posición al apostar por lo que el jugador inexperto irá aprendiendo de cuándo y cómo apostar según vayan transcurriendo las manos. Como norma general se aconseja apostar más fuerte cuantos más jugadores hayan realizado su apuesta ya que de esta manera se tendrán más posibilidades de ganar.