Consejos iniciales a valorar antes de jugar al poker



En la actualidad el poker tiene tanta repercusión social que además de ser un juego de azar que se puede jugar en cualquier casino online como Bet365, se ha convertido en una habilidad social útil ya que en cualquier ocasión nos pueden ofrecer jugar una partida de poker; y en ocasiones resulta bastante embarazoso decir que no se sabe jugar a este juego tan popular.

En principio nuestro objetivo no es convertirnos en un jugador experto que quiere ir a las Series Mundiales de Poker para probarse con otros jugadores del mundo; ni tampoco obsesionarnos tanto con el poker como para ir jugando constantemente de un casino online a otro; nuestro propósito es conocer las reglas del poker y sus diferentes estrategias para poder pasar una velada agradable jugando con amigos o familiares; aunque si al final le pica el gusanillo esta información le servirá de introducción para jugar en un casino online e incluso realizar otro tipo de apuestas como las que ofrece Bet365.

En primer lugar partamos de una premisa: el poker es un juego que es muy fácil de jugar inicialmente pero para dominarlo se necesita tiempo. Nosotros vamos a explicar desde el principio las reglas del poker, cómo se juega y cuáles son las diferentes estrategias que puede seguir para ganar una partida en casa o incluso un torneo en un casino online. Estos consejos no van dirigidos únicamente a los jugadores principiantes, ya que los jugadores más experimentados seguro que también tienen algo que aprender; es lo bueno de este juego de azar, que siempre hay algo que se puede aprender.

poker


Antes de comenzar a jugar al poker, ya sea con amigos o en un casino online, tiene que tener muy claro cuál es su objetivo: jugar para ganar dinero o jugar simplemente por diversión. Obviamente su objetivo nunca va a ser perder ya que a todos nos gusta ganar, pero dependiendo de cuál sea su objetivo, jugará contra un tipo de jugadores o contra otros con un estilo diferente. Si su objetivo es ganar al poker, le recordamos que según los propios usuarios uno de los mejores casinos online para hacerlo es Bet365 ya que cuenta con uno de los mejores software del mercado y un equipo de atención al cliente que siempre está dispuesto a resolver cualquier duda que pueda tener.

En el poker todo se trata de tener suerte con las cartas asignadas y saber tomar las decisiones correctas en el momento adecuado; si por ejemplo, un jugador tarda mucho tiempo en tomar una decisión, entonces con toda probabilidad cometerá más errores; esto le pasa hasta a los mejores jugadores del mundo de poker. No hay que esperar, hay que tomar la decisión que se crea más oportuna y evaluar sus posibilidades. Si sigue este consejo en poco tiempo verá como su habilidad para jugar al poker va mejorando.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que cada mano es independiente de la anterior y/o posterior y no afectará de ninguna manera a la mano que está jugando en ese momento. Muchos jugadores suelen basar sus decisiones según cómo les fue en la mano anterior y esto es un gran error porque no se nos tiene que olvidar que al fin y al cabo el poker también es un juego de azar. Su objetivo tiene que ser hacer la mejor jugada posible en la mano que está jugando sin dejarse influir por lo que pasó previamente.

¿Se le dan bien las matemáticas? Entonces tiene un punto a su favor porque las matemáticas son un factor importante en el poker. Pero si no las matemáticas no son lo suyo, tampoco tiene que preocuparse ya que esto no es como el Blackjack en el que se puede contar las cartas; una rapidez mental básica en matemáticas será suficiente.

Por ejemplo, si en la primera mano le tocan unas cartas altas, entonces sus probabilidades para ganar ese juego aumentarán. Pero si la primera mano ha sido nefasta, tampoco tiene que preocuparse mucho porque todavía queda mucho juego por jugar y la suerte y los “faroles” pueden cambiar la partida por completo. Tiene que entender que en las siguientes manos su situación puede mejorar y aquí es donde normalmente se nota la experiencia entre un jugador experimentado y un jugador novato: el jugador novato se preocupará porque le han salido malas cartas de principio y probablemente se retire antes de tiempo debido a su inexperiencia; mientras que el jugador más experimentado sabrá mantener la calma porque sabe que todo puede cambiar en la siguiente mano.



Cuando llega el final de cada mano es cuando verdaderamente se hacen las decisiones, se comienza a calcular y se evalúa al resto de contrincantes para tratar de averiguar quién “va de farol”. Llegado este punto, nunca va a haber una decisión correcta, sino una decisión que tiene más probabilidades y esta habilidad para saber tomar la decisión con mayores probabilidades sólo nos la dará la experiencia; así que no se desespere si al principio todo le sale mal porque esta habilidad no se adquiere de la noche a la mañana, sino después de haber jugado muchas partidas.

Después de un tiempo jugando, comenzará a valorar la importancia de las manos del medio y finales en el poker y no sólo de las cartas que se reciben al principio. Si con el tiempo nota que su juego no mejora, entonces puede plantearse algún curso gratuito que ofrecen diversas páginas web y casinos online para tratar de averiguar qué es lo que estaba haciendo mal.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta en el poker es tratar de dejar las emociones a un lado. Cuánto más visceral sea jugando al poker, más probabilidades tendrá de perder a medio y largo plazo. Esto es algo que saben muy bien los jugadores más experimentados y por eso siempre trataran de atacarlo emocionalmente para que cometa un error. Mantenga toda la frialdad posible y no se deje llevar por lo que puedan comentar otros jugadores, recuerde que sólo están tratando de engañarlo para que caiga en su trampa. Usted es el dueño de sus emociones y no debe dejar que ninguna otra persona se entrometa y le controle para que realice una mala decisión. Un juego emocional sólo le traerá malas decisiones y además también perderá dinero; no se preocupe, la vida no le va en esa partida y siempre podrá volver a jugar el día siguiente.

El poker atrae a tantas personas porque se puede asociar a diferentes personalidades con diferentes estilos de juegos y maneras de jugar, por eso es tan emocionante. Los expertos en esto diferencian cuatro estilos de juego (aunque en la práctica usted nunca va a seguir un estilo puro, sino que en una partida tendrá que ir combinando estilos para ir adaptándose a la situación que se le presenta en ese momento):

- 'Tight': este estilo es ideal para las personas más tímidas y precavidas. Su juego suele estar influenciado por las cartas que le tocan en la primera mano, es un estilo muy precavido y no suelen llegar hasta la última mano de la partida. Un ejemplo de este estilo es cuando el jugador recibe unas cartas muy malas en la primera mano (como pudiera ser un 4 y un 5) y entonces decide retirarse porque no se quiere arriesgar. Si por el contrario obtiene una mano inicial muy buena (como pudiera ser una pareja de ases) entonces va a realizar apuestas fuertes demostrando ante sus adversarios que tiene muy buenas cartas y con toda seguridad la partida no llegará hasta la última mano.

- 'Loose': este estilo de juego es todo lo contrario al anterior. El jugador no se siente intimidado por sus cartas iniciales y jugará el resto de las manos mucho más relajado centrándose en analizar las cartas de los otros jugadores para tomar la mejor decisión. En este estilo de juego el jugador tiene una disposición mayor para jugar.

- 'Agresivo': este es un estilo de juego que suele molestar bastante a los contrincantes porque no deja tener una partida fluida. El jugador “agresivo” está constantemente haciendo apuestas fuertes para confundir a los otros jugadores y que nunca sepan si en realidad tiene buenas cartas o simplemente “va de farol”. Cuando se presenta este estilo en la mesa se suelen dar algunas situaciones de tensión entre los jugadores.

- 'Pasivo': y este estilo es todo lo contrario al anterior. Al jugador parece que no le importa la partida, no toma la iniciativa y siempre va dejando que los demás hagan las apuestas y él simplemente las iguala. Su táctica, obviamente, es confundir a los demás jugadores con su pasividad.